viernes, 1 de junio de 2007

Alea jacta est

Hola gente

No soy Julio César ni estoy atravesando el Rubicón, pero en cualquier caso la suerte está echada y no hay vuelta atrás. Por fin llegó el día D en el que comienza la aventura largamente soñada: El Camino de Santiago.

Son ya tres años rumiando la idea de hacer el camino, y hoy por fin llega el momento en que comenzaré a hacerla realidad. La hora H llegará a las 20:15, momento en el que (Iberia mediante) vuele rumbo a Madrid para recoger a mi amigo Salva, con quien caminaré hacia Santiago.

El punto de partida del camino lo hemos fijado en León, llegaremos a mediodía del domingo 3 de junio. Ese será nuestro último día tranquilo, el lunes 4 nos pondremos en faena, nos esperarán en adelante 10-12 días de caminata santiaguera.

Espero llegar a Santiago de una pieza para poder disfrutar de una rica mariscada reponedora de fuerzas. Habrá merecido la pena echarse a las piernas unos 300 km.

Bueno, dentro de dos semanas más...


Besos y abrazos

1 comentario:

Wallada dijo...

Un viaje de mil millas comienza con el primer paso.

!!!Buen Viaje!!!

Besos
Wallada