lunes, 10 de agosto de 2009

Vacaciones 2009. Capítulo 2: Algo más que vino

Hola gente

Tras la capital de Cádiz, tocó el turno de recorrer la ruta del vino. Cádiz tiene ciudades con solera en el mundo de las bodegas, aunque en lugar de vino optamos por probar sus playas y sus pescados y mariscos, que tampoco es mala opción.

El Puerto de Santa María, a medio camino entre Jerez y Cádiz, se encuentra junto a la desembocadura del río Guadalete. Sobre este río se encuentra su puerto, en el que atraca el entrañable Vapor de El Puerto que comunica con Cádiz. A destacar el antiguo penal, del que se escapó El Lute, sus playas de arena dorada (Valdelagrana, La Puntilla) y, por supuesto, la zona de pescaíto alrededor del archiconocido Romerijo.

El Puerto de Santa María. Río Guadalete


Limitando ya con Huelva y el Parque Nacional de Doñana, se encuentra Sanlúcar de Barrameda, cuyo puerto vio el comienzo y final de la primera vuelta al mundo realizada por Juan Sebastián Elcano. Además de por su manzanilla, Sanlúcar es famosa por su langostino. Se dice que el langostino de esta zona es especialmente rico por el agua en que se cría (mitad salada del mar, mitad dulce de la desembocadura del Guadalquivir) y por la forma tan especial que tienen los sanluqueños de cocerlo. Personalmente, es el mejor langostino que he probado.

Sanlúcar de Barrameda. Ración de langostinos en Bajo de Guía


Puesto que el calor apremiaba y el baño en Sanlúcar se quedó corto, antes de llegar a Jerez paramos en las playas de Chipiona, custodiadas por el Santuario de Nuestra Señora de Regla y por el faro de Chipiona. Con sus 69 metros de altura, este faro es el más alto de España y uno de los más altos del mundo. Digno de admiración son también los corrales, construcciones de origen romano que constituyen una forma ancestral y artesanal de pesca. Durante la pleamar los corrales son inundados y los peces entran en su interior, quedando éstos atrapados en la bajamar.

Chipiona. Corrales


Alejándonos de la playa, llegamos a Jerez, nombre asociado irremediablemente al vino. No obstante, Jerez también es conocida por sus caballos, el flamenco y por las motos. En los días que visité la ciudad se encontraba especialmente alegre por el ascenso de su equipo de fútbol a la primera división. Dada la rivalidad Cádiz-Jerez que existe, seguro que estarán muy alegres de que su equipo se encuentre por encima del equipo de la capital.

Jerez. Plaza de la Asunción, antiguo Cabildo


Continuará...

Besos y abrazos