domingo, 19 de octubre de 2008

Menuda faena

Hola gente

Hoy nos hemos ido a caminar al paseo marítimo. Bueno, lo que se ha podido, porque nos ha pillado un chaparrón impresionante y nos hemos tenido que refugiar en un chiringuito a que pasara el temporal.

El caso es que estábamos por Los Boliches, donde hasta hace una semana se erguía orgulloso uno de los toros de Osborne que están repartidos por nuestras carreteras.

Digo erguía porque en el fin de semana del Pilar toda la costa del sol fue azotada por un fuerte temporal de levante. Entre los daños que dejó el viento, se incluyen los del toro de Los Boliches. Como podéis ver en la foto, dejó al pobre toro con los huevos colgando, y dicen los vecinos que al viento de Levante le concedieron las dos orejas y vuelta por el pueblo. Normal, con lo que soplaba cualquier lo paraba...

Besos y abrazos