domingo, 9 de septiembre de 2007

Los misterios de la envidia

Hola gente

Pepe Reina dixit

El guardameta espera que la afición responda pese a que hay actualmente "un interés general por el baloncesto". "Son favoritos para el título y se merecen cierta atención, pero siempre ha sido y será el fútbol el que prime. No es reclamar atención, pero es un momento decisivo y necesitamos atención".

Hubiera entendido la petición de mayor atención en, por ejemplo, el mundo del balonmano (campeones del mundo en 2005), el waterpolo (varios campeonatos olímpicos y mundiales) así como en tantos otros deportes minoritarios (por ejemplo, ayer el gimnasta Gervasio Deferr se proclamó subcampeón del mundo en la modalidad de suelo).

Parece mentira que vayan a quejarse los futbolistas, cuando el mundo del deporte gira en torno a ellos. Causa tristeza (por no decir vergüenza) ver las noticias de los telediarios, donde el grano en el culo de un futbolista es más interesante que la victoria de Fulanito de Tal en el deporte Cual. Claro, tienen que hablar del grano porque no pueden hablar de vuestros éxitos como selección.

Está claro que la envidia es muy mala...

Por cierto, Pepe Reina, aprovecho para felicitaros por el gran éxito conseguido anoche al conseguir el empate frente a la temible selección islandesa, gran potencia futbolística como todos sabemos. Perdona que no viera el partido, pero tenía otro asunto entre manos al que debía prestar esa atención que reclamabas: la luna mora de Guaro.

Una vez más, felicidades por el resultado, a ver si tenemos suerte y no os clasificais para la Eurocopa 2008, para que así podamos enfocar toda nuestra atención a las olimpiadas de Pekín. Ya sabes:

Citius, altius, fortius

Besos y abrazos

1 comentario:

ploncios dijo...

Dan bastante lástima, sí... o pena. No sé.