viernes, 21 de marzo de 2008

La divina subasta

Hola gente

La semana santa tiene en Andalucía una forma especial de celebración, en la que se mezclan el fervor popular, las tradiciones y, por qué no, el arte de sus gentes. Cada rinconcito de esta nuestra tierra, a lo largo de los años, ha ido configurando alguna tradición que hace de su semana santa diferente y única.

No obstante, hay tradiciones que resultan un tanto extrañas. La última rareza la he encontrado en Almogía, municipio malagueño de la comarca del Guadalhorce y cuna de uno de los estilos de los malagueñísimos verdiales (el estilo Almogía).

Los vecinos de este municipio pujan por ganarse un puesto en sus procesiones, y la pasión por procesionar junto a sus imágenes es tal que este año se ha alcanzado la cifra de 5.000 €.

Curiosa y rara tradición la de los moriscos, más aun teniendo en cuenta que ésta se remonta a la década de los 40 (del siglo XX), que en plena posguerra de la guerra civil hubiera dinero para este tipo de subastas...

Definitivamente, la religión es un gran negocio.

Besos y abrazos

3 comentarios:

Landahlauts dijo...

Qué curioso! No conocía esa tradición. Muy rentable sí... para la iglesia.
Saludos.

Anónimo dijo...

Saludos, yo soy de Almogía y quería especificar algo:

El dinero de esa subasta se reune normalmente por aportación de varios familiares que han de ahorrarlo de sus trabajos, así un albañil por ejemplo va ahorrando poquito a poco hasta tener una cantidad con la que pujar.

Segundo dicha cantidad no va destinada a la Iglesia como decís, sino que va a la Hermandad y se dedica a: conservación y aumento del patrimonio arquitectónico, adquisición de instrumentos musicales, cena homenaje a las personas mayores, donaciones a organizaciones caritativas, una comida gratuita a todos los hermanos y visitantes el domingo de resurrección, etc.

Ruego os documentéis mejor antes de emitir opiniones tan a la ligera y por supuesto estáis invitados a venir a disfrutar de nuestra Semana Santa cuando gustéis. Un saludo.

Territorio Manolo dijo...

Hola anónimo morisco

Gracias por la explicación, me alegro de que ese dinero se invierta en buenas causas. No obstante, por muy bien que se invierta el dinero, no deja de ser para mi una costumbre extraña.

También gracias por tu invitación a visitar vuestra semana santa (que seguro será preciosa), aunque en mi modesta opinión prefiero el festival de verdiales que celebráis en mayo.

Un saludo